Involucrando a los Pequeños grandes soñadores!..

.. ya hemos cumplido con todos o la mayoría de los propósitos que nos han enseñado, hemos crecido, hemos aprendido a caminar a alimentarnos solos, a comunicarnos, estudiamos, intentamos ser éticamente normales y comunes, conseguimos un trabajo y cumplimos horarios y rutinas etc.. pero.. recuerdo cuando me preguntaban que quería ser cuando fuera mayor, la verdad quería ser muchas cosas e incluso quería ser mayor, valla inocencia!!

De todo aquello que me había propuesto hacer.. todo.. si todo lo deje en el camino escuchando los consejos de otros cuando manifestaba aquello que quería lograr y claro luego de crecer me di cuenta que los malos consejos tenían solo un proposito.. que no llegara a conocer el fracaso, que no me dolieran los retos no cumplidos, pero mi real fracaso fue no haber intentado..

por qué llegué a escribir esto hoy?.. bueno estaba desarrollando una presentación acerca de mi negocio, que me llevo algunos días y horas de madrugón, cuando mi hijo se acercó y me comentó la idea de estudiar una carrera para ingresar en el campo laboral para lograr darme descanso ya que lograria un buen salario, PARE.. respire.. y analice.. estoy repitiendo el patrón para con mis hijos, SEÑAL DE ALARMA>> cuidado pues estamos siendo constantemente vigilados.. yo logre romper el  molde pero ahora debía lograr cambiar la persepcion que mi niño tenía sobre mi y mis proyectos y que creer en uno mismo y hacer lo que uno ama no implica esfuerzo en la forma obligada y aunque surjan desvelos.. adoro hacerlo!

.. “hijo, todo lo que sueñas lo puedes crear, hazlo porque te apasiona, porque tu madre toma su tiempo para crear.. porque es mi forma de jugar.. porque soy feliz haciendo lo que hago.. porque uno de lo motores fundamentales para hacerlo eres tu, juguemos a soñar por un rato..”   y comenzamos a escribir un plan de sueños, su rostro al ver que ambos generamos grandes cosas, grandes ideas,  que nada de lo que decía para mi era imposible y quitarle el peso de lo políticamente correcto fue impagable.. 

por eso insisto en que los incluyas en cada cosa que desarrolles, de una forma u otra vas a nutrirte y ellos seran felices imaginando y creando, yo me contagie del entusiasmo, de las preguntas, de la osadía y de la imaginación, aprenderán antes que nosotros a que lo correcto es perseguir aquello que queremos hacer porque nos hace feliz, perseguir lo que nuestra voz interior nos indica, desde el momento en que les compartimos nuestro escritorio, nuestro espacio y los involucramos ya es una muy buena lección.. o acaso no te agradaba ir al trabajo de mamá o al de papá?.. Involucrarlos siembra buenas cocechas, pues yo queria ser como mi mamá!..

Deja un comentario