Porque yo también debo reinventarme.. 

si claro.. tambien me estreso.. tambien tengo sentimientos de frustración.. el desafío es hacer un aprendizaje de esto, tener el valor de hacer un parate y analizar la situación una vez estemos en calma..

en más de una oportunidad me levante con el pie izquierdo porque intente quedar cinco minutos más en la cama y el sueño me traicionó, porque claro.. la noche anterior cocine para la merienda compartida de la nena..  termine de ver la clase de hora y media de marketing por la web.. la que me había quedado pendiente asistir desde hacía cuatro días..

al levantarme tuve que dejar lo que ya había programado para esa hora en la que permaneci en los brazos de morfeo, saltar de la cama, preparar a los niños, prepararme para el trabajo mientras me tomo el café con leche frio, mientras en mi cabeza repasaba las tareas de la tarde.. y ni hablar de llevar una muda de ropa porque justo ese dia habia marcado un compromiso con un cliente, o como en tantas ocasiones tenia evento o taller donde comprometo a varias personas para que asistieran por tanto era imposible cancelar..

cumpliendo ya con la carga laboral, los detalles de último momento e imprevistos a la orden del dia, salir a las corridas.. llegar a la reunión pactada, la panza chiflando porque no me dio tiempo de meterme un bocado y pensando en que tengo en la heladera para preparar la cena mientras hablo de vehículos financieros o de inversiones rentables por whatsapp.. mensajes de texto de por medio .. los niños tienen que llevar material a clases que debería conseguir en alguna papelería, la que jamás voy a encontrar abierta una vez culmine mi actividad.. que por cierto.. no tengo coche.. nop.. en mi país no es económico para una mamá sola full time por el momento darse ese lujo.. así que todo es en transporte público..

si es verdad.. todo parece ser un caos.. pero.. al final del día llegar a casa.. tener el abrazo de los niños y saber que cumpli lo mejor posible con mi propósito para lograr mi meta, siendo feliz en el proceso, vale la pena.. y sin dudas solicitar la ayuda y comprensión de mis hijos no me hace mala madre, buscar en todo el aprendizaje y cambiar aquello que deba cambiar, o pedir ayuda en el momento que deba hacerlo no me hace débil, al contrario.. también es una forma de educar a los míos.. y educarme.. porque yo también debi reinventarme.. 

y.. nuevamente en dos minutos volver a hacer el plan.. otro dia.. otras actividades.. pero ahora con más experiencia, del acierto o del error, siendo responsables de la parte que nos toca y tomando acción en ello.. se logra!!…

Deja un comentario