Varios trenes pasaron..

Me senti una Penelope por mucho tiempo..  la realidad es que mi nombre es Andrea Curbelo y soy dueña de mis propias desiciones de las que celebro si son acertadas y aprendo si son erradas.. el fin es no quedarse a esperar..